Perro Bichón Maltés

Perro Bichón Maltés

Bichón Maltés

Perro Bichón Maltés

Su nombre oficial es bichón maltés, pero es más conocido simplemente como maltés. Proviene de la región del Mediterráneo central pero fue Italia quien tomó el patrocinio de la raza. Se clasifica como perro miniatura de compañía y es uno de los preferidos por las familias debido a su adorable apariencia.

Origen

A lo largo de la historia ha recibido varios nombres como “antiguo perro de Malta”, “perro melenudo” y “perro león maltés”. El año de su origen es incierto, pero esculturas y pinturas halladas que datan de años anteriores al inicio de la era cristiana, parecen referirse al perro maltés por los detalles de sus características. Las referencias a esta raza también se encuentran en literatura griega y romana antigua.

Su específico lugar de origen también es un dato incógnito, pero se dice que los antepasados del bichón maltés vivían en puertos del centro del Mediterráneo y se requerían para la caza de roedores que llegaban junto con los buques y dentro de los paquetes recibidos de otras regiones.

Años después, su popularidad se extendió por todo el mundo y llegó a Gran Bretaña y Estados Unidos de América. Actualmente es un perro de compañía con gran éxito en concursos de belleza canina.

 

Descripción

En términos generales, es un perro de dimensiones cortas, cuerpo compacto, pelaje largo y una expresión muy noble.

Los ojos son oscuros, redondos y vistos de frente no deben mostrar esclerótica (parte blanca de los ojos). Los bordes de los párpados son negros. Las orejas son de forma triangular y cuelgan a los lados de la cabeza. La cola de un maltés es más gruesa en la base que en la punta y forma una curva que puede colgar en medio o a un lado del cuerpo.

El cuello está cubierto de abundante pelo pero puede distinguirse su separación con la nuca. Su perfil superior es arqueado y la longitud del cuello es aproximadamente la mitad de la altura a la cruz.

Su pelaje es brillante y denso pero de textura sedosa. El pelo medianamente largo y liso cae a lo largo de todo el cuerpo, pero no debe dificultar la visibilidad. El color del este es blanco puro o marfil. Algunas veces puede exhibir mechones de color anaranjado en orejas y mejillas.

Un maltés preparado para concurso de exposición canina luce diferente y podría parecer de otra raza, pues el largo pelaje llega casi a nivel del suelo y cuelga por los lados luciendo su brillo y sedosidad como resultado de un minucioso cuidado. Realmente adquiere una apariencia muy sofisticada y delicada.

Es un perro de pequeñas dimensiones. A la cruz, los machos miden de 21 a 25 cm de altura, mientras que las hembras miden de 20 a 23 cm. En cuanto al peso, ambos tienen un promedio entre 3 y 4 kg.

 

Personalidad

Es un perro muy alegre que disfruta los juegos y el cariño de su familia humana. Es apacible y confiado de las personas que lo rodean, pero con extraños puede ser levemente agresivo. Es sociable y se relaciona muy bien con otros animales si desde pequeño se le enseña a socializar.

Es muy valiente pese a su tamaño y le gusta correr y explorar. Posiblemente alguna vez pueda capturar roedores como forma de entretenimiento.

Es un excelente perro guardián que no teme enfrentarse a las situaciones, y aunque sus características físicas no le permitirían detener a un intruso, su nivel de alerta y ladrido son suficiente para dar aviso.

Con los niños mantiene una buena relación, siempre y cuando estén preparados para ofrecer cariño y respeto por el animal, pues, de lo contrario, un maltés agredido (como cualquier otro perro) podría lastimar en defensa propia.

 

Cuidados

Es importante no tratar de “humanizar” a esta raza. Es decir, su tamaño y apariencia se prestan para que sea tratado con exceso de atenciones y cariño. Consentir de más a un maltés y tenerlo la mayor parte del tiempo en brazos, lo hará propenso a sufrir enfermedades por falta de actividad física, además de que su comportamiento no será apropiado.

Por otro lado, cualquier tipo de perro puede lamerse ocasionalmente como forma de acicalamiento, pero un maltés podría abusar de esta práctica y causarse irritaciones en la piel. El propietario debe cuidar esta parte y buscar alternativas para evitar dicho hábito. Entretenerlo con juguetes es una opción.

Su pelaje, ya sea normal o para concurso, es abundante y tiende a enredarse. Un cepillado diario y la supervisión frecuente para descartar presencia de pulgas y garrapatas, son fundamentales en su cuidado.

La limpieza de ojos, lagrimales y hocico también son parte de su cuidado cotidiano, pues esas zonas son propensas a mancharse y quedar oscuras.

 

Problemas de salud más comunes

Un maltés de edad avanzada es muy vulnerable a padecer obesidad, pues los nutrientes que requiere no son los mismos que necesitó en años de su juventud. La cantidad de pelo podría esconder este problema y reducir aún más su expectativa de vida. Una nueva dieta aprobada por su veterinario hará que se mantenga saludable.

Generalmente las razas pequeñas sufren problemas en las articulaciones, en especial, luxación rotuliana. El sobrepeso o los movimientos no acordes a sus capacidades la empeoran.

Otra situación propia de las razas pequeñas es la dentadura frágil. La caída de dientes, la halitosis, la caries y las infecciones en las encías se previenen con juguetes masticables para ejercitar y lavados constantes con cepillos de cerdas suaves y crema dental especial para perros.

Cálculos en la vejiga y problemas oculares o dentro de oídos, son comunes en la raza, pero todos ellos pueden prevenirse.

 

Aspectos generales

El maltés es un perro de fácil cuidado y manutención, pero sus características lo hace vulnerable a ser tratado como persona y no como perro. Con una caminata diaria, un aseo adecuado y una atención sin excesos será un perro feliz. Aprende rápido y se adapta a cualquier espacio en el hogar.

Nivel de agresividad: Medio alto

Buen perro guardián: Sí, para alertar

Nivel de compañerismo con otro animal: Bajo

Nivel de relación con los niños: Medio

Nivel de ladrido: Alto

Fácil de transportar: Sí

Nivel de energía: Medio

Nivel de caída de pelo: Bajo

Cepillado: Diario

 

Referencias

http://www.fci.be/Nomenclature/Standards/065g09-en.pdf

http://www.purina.com.au/owning-a-dog/dog-breeds/Maltese

https://en.wikipedia.org/wiki/Maltese_dog

Cunliffe, Juliette. Bichon Maltés. Editorial HISPANO EUROPEA, 2011

Anna Katherine Nicholas. Bichon Maltes: una introduccion completa para el propietario. Editorial HISPANO EUROPEA, 2007.

______________

Perro Beagle

Perro Beagle

Beagle

Perro Beagle

El Beagle está clasificado como un perro tipo sabueso de talla pequeña procedente del Reino Unido. No debe confundirse con la raza Beagle-Harrier originaria de Francia que posee algunas características similares.

 

Origen

La raza Beagle fue creada a partir del Foxhound, un perro sabueso de rasgos semejantes pero con grandes dimensiones corporales. A diferencia del Foxhound que fue requerido para la captura de animales medianos, el Beagle fue empleado para la caza de pequeñas criaturas, principalmente la liebre. Se cree que el perro Harrier y el antiguo sabueso sureño también participaron en la cruza, ya que en algún momento el Beagle fue llamado “Harrier pequeño”.

En épocas del reinado de Enrique VIII y Elizabeth I, existían ejemplares muy pequeños y de pelaje duro que se denominaron “beagles de bolsillo”. Con el paso de los años fueron adquiriendo mayor tamaño y actualmente rara vez nacen aquellos individuos enanos.

Esta raza llegó a América en 1642 y se empleó para la cacería deportiva en parejas y en jauría. Actualmente muchas familias lo han adoptado como perro doméstico y su participación en competencias de belleza canina es muy común.

 

Descripción

El beagle es un perro de apariencia elegante que se destaca por un cuerpo compacto, robusto y bien definido. Posee una cabeza de tamaño adecuado para su cuerpo, pero es más fina en la hembra.

El hocico es plano sobre el tabique nasal y curvo en la parte inferior, debido a la leve caída de pliegues de piel en la cara. El cuello de un beagle es moderadamente largo, pues requiere inclinarse lo suficiente para el rastreo al nivel del suelo. Las orejas cuelgan pegadas a las mejillas y la forma de estas es larga y redondeada. Los ojos son de tamaño grande y color avellana, con una amplia separación uno del otro.

La cola de este cánido es de longitud media e inserción alta; es muy fuerte y está cubierta de pelo que casi siempre es bicolor con la punta blanca. El pelo corporal es corto, denso y muy resistente. La combinación tricolor del pelaje es quizá la característica más representativa de esta raza. Esto incluye negro, blanco y marrón, que en algunas partes es conocido como “ marrón fuego”. Los patrones de manchas cambian en cada individuo y pueden tener más de un color que del otro.

Algunos ejemplares son claros, es decir, tienen combinaciones de blanco con beige y también existen los moteados.

Las extremidades son firmes, fuertes y con pies compactos y bien articulados. Las almohadillas son resistentes a diversas superficies y las uñas siempre deben estar cortas. Las patas traseras y delanteras son levemente musculosas.

El tamaño ideal de un beagle oscila entre 33 cm de altura a la cruz como mínimo y 40 cm de altura a la cruz como máximo. El peso se mantiene entre 8 y 14 kg.

 

Personalidad

Las características hacen que luzca como un perro serio, pero realmente es un cánido alegre, ágil, muy audaz e inteligente, pues actúa con tenacidad y se mantiene alerta ante lo que sucede a su alrededor. Tiene un temperamento equilibrado que no muestra demasiada agresividad ni sobrada timidez.

El beagle posee un buen carácter y es sociable, pues no suele tener conflictos con otros perros. Los expertos piden que desde cachorros mantengan contacto con gatos para evitar futuros enfrentamientos y persecuciones.

Con las personas es leal y cariñoso. Como parte de su naturaleza, olfatea cualquier espacio y frecuentemente ronda la casa para percibir que todo marche normal. Aunque su nivel de aviso para casos de emergencia es elevado, no es agresivo con otros y difícilmente atacaría a un intruso para herirlo.

 

Cuidados

Existe un cierto porcentaje alarmante de beagles domésticos con sobrepeso. La falta de ejercicio y la vida hogareña es una combinación constante y peligrosa que debe remediarse con prontitud. La actividad física es básica en la vida de este cánido y de cualquier otro, pero en este caso, su costumbre por salir a explorar, caminar y correr, no debe reducirse a un espacio rodeado de paredes todos los días.

Como buen sabueso, su instinto de caza es muy fuerte y se deja llevar por aromas que llamen su atención. Debido a esto, suele escapar fácilmente de cualquier jardín que no esté debidamente bardeado y muy probablemente, se aleje lo suficiente como para no querer regresar. Recuerde que su alimento lo obtiene por cuenta propia.

Para reducir un poco su ansiedad, se pueden elaborar dinámicas que permitan al perro demostrar sus talentos naturales. Algunos propietarios empapan un trapo limpio en una mezcla con 30 g de aceite de anís, 15 g de aceite esencia de valeriana y un mínimo de aceite de ricino para luego arrastrarlo en un amplio espacio. Al soltar al animal, observan el gran talento de su mascota para seguir el aroma con su poderoso olfato. Para que el juego tenga un objetivo, puede hacer que el aroma lo dirija a un hueso de carnaza como premio.

El beagle debe ser muy bien adiestrado para que no muerda objetos que no son para él. Este perro se conoce por ser destructor de sillones, zapatos, camas y de cualquier cosa que tenga un atractivo y le ofrezca un instante de distracción. En su proceso de enseñanza es importante que se retiren elementos y objetos que estén a su alcance para reducir los peligros. Si el animal es indisciplinado, ocasionará muchas destrucciones y su ladrido sin control resultará molesto, así que un entrenamiento diario o con algún experto, ayudará drásticamente.

 

Problemas de salud más comunes

La raza es propensa al sobrepeso, lo que conlleva a problemas en el corazón y en las articulaciones. También tiende a sufrir ataques de epilepsia, generar hipotiroidismo y varios tipos de enanismo. Displasia de cadera y hernias discales también forman parte de sus padecimientos más comunes.

Las largas orejas resguardan humedad y esto podría favorecer la aparición de infecciones de oído. El glaucoma y la distrofia corneal podría afectar los ojos.

Como problemas poco frecuentes, está la artritis poligénica y la degeneración cerebelosa que afecta principalmente a los cachorros.

Tener un beagle como mascota implica tener que protegerlo de pulgas y garrapatas que pueda contraer en sus exploraciones de campo. Es importante revisar constantemente ojos, orejas, almohadillas y zonas ocultas donde puedan proliferar.

 

Aspectos generales

Un beagle requiere de un amplio espacio y sus propietarios deberán contar con ello para cumplir con las exigencias naturales del animal. No se recomienda para personas que viven en departamentos, casas muy pequeñas o alejadas de algún parque o campo.

No es fácil entrenarlos y se requiere de mucha paciencia e inversión de tiempo. Su condición cazadora lo hace un perro independiente, decidido e inquieto. Un propietario puede confiarse en el olfato de sabueso de su perro en caso de que llegara a extraviarse, pero una vez que un beagle capta un aroma, es difícil que recuerde los de casa.

Nivel de agresividad: Bajo

Buen perro guardián: Sí, para alertar.

Nivel de compañerismo con otro animal: Medio

Nivel de relación con los niños: Alto

Nivel de ladrido: Alto

Fácil de transportar: Regular

Nivel de energía: Alto

Nivel de caída de pelo: Moderado

Cepillado: 5-7 días por semana

 

Referencias

Foy, Marcia A. Beagle : nuevas guías de perros de raza. Editorial HISPANO EUROPEA, 20 feb 2017.

Lanyon, Evelyn E. Beagle. Editorial HISPANO EUROPEA, 2003.

Searl, Duncan. Beagle: A Howling Good Time. Bearport Publishing, 1 ene 2009.

Wilcox, Charlotte. The Beagle. Capstone, 1997.

http://www.purina.com.au/owning-a-dog/dog-breeds/Beagle

https://en.wikipedia.org/wiki/Beagle

http://www.fci.be/es/nomenclature/BEAGLE-161.html

_________________