Perro Dálmata.

El dálmata es una de las razas más populares y atractivas. Su peculiar coloración y personalidad decidida se destacó dentro de proyectos de cine y televisión alrededor del mundo, lo que incrementó su admiración y demanda.

La raza es originaria de Croacia y se ha utilizado generalmente como perro de caza y de compañía.

Origen del Dálmata.

Los registros históricos sobre el dálmata se remontan a 2,000 años antes de nuestra era, cuando perros manchados aparecieron en algunos grabados griegos. Otros registros se hallaron en la región de Dalmacia, de donde proviene su nombre. En resumen, el dálmata proviene de la zona mediterránea.

Su utilización comprende un largo listado; ha destacado como perro de guerra, como patrullero en las fronteras, como tirador de vehículos, como pastor de ovejas, como cazador de pequeños animales, como entrenadores y hasta como artistas de circo.

El dálmata ha tenido gran participación histórica a través del tiempo. Una pintura muy popular del siglo XVII realizada a Francisco de Cosme de Médici, hijo del gran duque de Toscana, lleva a su lado a un ejemplar dálmata en posición sentada. En el siglo XVIII, la raza fue introducida a Gran Bretaña haciéndose muy popular en la nobleza, y posteriormente, en 1890, se formó el Club del Dálmata de Inglaterra. Para ese mismo siglo (XIX) trabajó con los cuerpos de bomberos para correr por las calles abriendo paso a los caballos que iban tras la emergencia.

Descripción del Dálmata.

Es un perro de talla grande que presenta una altura a la cruz entre 54 y 60 cm en hembras y entre 56 y 62 cm en machos. El peso de ambos sexos es muy similar, siendo en promedio entre 23 y 25 kg.

Personalidad del dálmata.

A simple vista, el dálmata presenta un cuerpo rectangular, musculoso y de apariencia muy fuerte. Posee una cabeza en forma de prisma y de un tamaño proporcionado a su cuerpo. No debe presentar ningún tipo de arruga en esta zona. El cráneo muestra un leve surco frontal.

El hocico es de longitud media y tiene una caña nasal recta. Termina en una trufa que es del mismo color de las manchas de su cuerpo. La mandíbula es muy fuerte y la mordida es de tijera. Los dientes son blancos, parejos y en conjunto deben ser 42.

Los ojos del dálmata son ovalados y oscuros, con párpados pegados cuyo borde es pigmentado. Las orejas permanecen pegadas a los costados de la cabeza. Aunque tienen un contorno triangular, son largas, gruesas y redondeadas. Siempre están moteadas.

Su cuello es medianamente largo, fuerte y sin piel colgada. La espalda es recta, el lomo corto y musculoso, el pecho profundo en forma de barril y las costillas bien arqueadas. El vientre debe estar levantado o retraído levemente, pero nunca hundido.

Información sobre el dálmata

Los hombros tienen un ángulo aproximado entre 115 y 120 grados. Las extremidades son fuertes y de un grosor de acuerdo a su cuerpo. Las rodillas están bien desarrolladas y una anulación óptima es de 40 grados respecto al horizontal. Los dedos son compactos y sus almohadillas fuertes y elásticas.

La cola es larga y delgada, siendo un poco más gruesa en la base. Presenta algunas motas y su inserción casi siempre es recta a una elevación media.

El pelaje es quizá lo más llamativo de la raza. Este es corto, de textura dura y bastante tupido por todo el cuerpo. Los perros más sanos lo tiene brillante. El color de fondo es blanco puro y las motas son por lo general negras, aunque existen ciertas variaciones en color ‘hígado’ (marrón) o limón (marrón mucho más claro).

Personalidad del Dálmata.

El dálmata tiene una personalidad muy agradable y amigable. Es independiente, decidido, alegre y muy leal a su familia humana. Disfruta los juegos al aire libre y donde haya presencia de agua.

Un entrenamiento temprano remediará el mal comportamiento que podrían tener los ejemplares más jóvenes a causa de su hiperactividad. De adulto, no debe ser nervioso o agresivo. Su naturaleza de cazador lo lleva a ser explorador.

Es fácil de entrenar, pero durante los dos primeros años puede ser más lento el proceso. Su elevada energía y entusiasmo lo vuelve distraído y un poco terco. Un macho es más dominante que una hembra, por lo que la repetición, la corrección y el elogio cuando hace una buena labor es muy importante durante su etapa de aprendizaje.

Cuidados del dálmata.

Dálmata, un perro activo y sociable.

Dentro de la escala de inteligencia según Stanley Coren, el pekinés se posiciona en el lugar número 39 de 79 lugares. Esto es, porque es capaz de comprender nuevas órdenes entre 15 y 25 repeticiones y obedecer a la primera orden el 70 por ciento de las veces en promedio.

Cuidados del Dálmata.

Cachorros, jóvenes y adultos requieren variaciones en su alimento. El veterinario le proporcionará las medidas exactas para cada caso, pues el consumo de calorías debe ser regulado para evitar el sobrepeso. Los restos de comida son una opción, mientras no sean huesos, alimentos con grasa y otros tipos de comida humana no apta. Consulte al profesional de confianza.

Como todo perro, el dálmata también requiere ejercicio diario. Disfruta correr y trotar al lado de su propietario o andar al aire libre una vez que ya esté correctamente entrenado. No se recomienda hacer que su perro corra demasiado ni realice saltos o ejercicios excesivos, pues sus huesos y articulaciones maduran después de los 2 años.

Un dálmata aburrido tenderá a ser destructivo con los objetos en casa. Realice circuitos que lo mantengan en movimiento y con buena salud física y mental. Es una buena opción que resuelva leves problemas para conseguir algo.

El entrenamiento positivo, sin castigos ni gritos, será más efectivo a cualquier otra forma rigurosa de entrenamiento. El dálmata es un perro sensible que aprende con recompensas y caricias. Puede llegar a ser muy obediente y equilibrado.

Problemas de salud más comunes.

El dálmata es propenso a padecer sordera. Las pruebas de BAER ayudarán a conocer el estado de la mascota con relación a esta deficiencia común. Podría presentarse sordera parcial o unilateral donde el perro lleva una vida normal, pero en caso de que sea total o bilateral, se requerirán otros tipos de atenciones y cuidados.

La tiroiditis autoinmune es una condición inflamatoria que afecta aproximadamente al 11.6 % de la población de dálmatas y la hiperuricemia podría presentarse como trastorno metabólico. Pregunte al veterinario para las pruebas correspondientes. Otra revisión que debe realizarse cada año es la de cadera, debido a su actividad física. Las alergias y los cálculos urinarios son problemas poco frecuentes pero posibles.

En general, es un perro sano poco vulnerable a las enfermedades, pero los chequeos médicos constantes no deben descartarse.

Aspectos generales.

El dálmata es un perro ideal para las familias con niños que disfrutan los paseos al aire libre. Los dálmatas se acoplan muy bien a las circunstancias y son muy bien portados ante una enseñanza positiva. Su alegría y energía, contagia a quienes lo conocen.

Nivel de agresividad: Bajo.

Buen perro guardián: Sí.

Nivel de compañerismo con otro animal: Alto.

Nivel de relación con los niños: Alto.

Nivel de ladrido: Bajo.

Fácil de transportar: Sí.

Nivel de energía: Alto.

Cepillado: 1 o 2 veces por semana.

Caída de cabello: Moderado.

Expectativa de vida: Más de 12 años.

 

 

Referencias.

http://www.fci.be/es/nomenclature/DALMATA-153.html

Dalmatian

https://www.purina.com.au/dogs/breeds/dalmatian

https://www.thekennelclub.org.uk/services/public/breed/display.aspx?id=4087

https://en.wikipedia.org/wiki/Dalmatian_dog#Health